De qué hablamos cuando hablamos de Carver.

principiantes

No, la canción de Enrique Bunbury no tiene absolutamente nada que ver con el texto de Carver. Sí, es un conjunto imprescindible de relatos que cualquier amante del género debe abordar, tanto desde la postura de la lectura como desde la creación literaria. Y sí, Birdman (Alejandro G. Iñárritu, 2014) es un excelente pretexto para ingresar al mundo literario de Carver, mas no a la inversa.
Los pretextos de la trama se sustentan en los problemas cotidianos del ámbito clasemediero norteamericano, no difíciles de trasladar a la realidad occidental. A pesar de su brevedad, las tramas de cada relato no es endeble. Cada relato constituye una metáfora de la vida, una cruel comparación entre el deber ser y el trágico ser de cada personaje.
Las historias de los relatos inician de un modo tácito, heterogéneo, libre de sospechas kafkianas, más cercanas a un laconismo heredado de Hemingway. En Carver cada oración está enunciada a un alto precio; la trama cobra factura conforme se avanza en los relatos. Los títulos se asoman como navajas en la oscuridad más profunda, entre dientes, no vedadas al mediocrismo moral de cierta narrativa contemporánea.
No me ocuparé de Lish, de quien seguramente el lector sacará sus propias conclusiones. Carver le otorga al lector el rol de un testigo maldito, impotente ante la implacable diégesis a la que se ven expuestos los personajes. Acaso la comunicación lector-autor sea tan conflictiva como la de los mismos personajes, no por la complejidad de los textos, sino por el protagonismo implícito que ambos roles generan.
Las tramas de cada relato son sólidas, encaminadas a desenlaces tan enternecedores como violentos. Acaso el tufo insoportable de una botella de whisky impere en los reductos de cada relato. Los personajes de Carver no reflexionan, ceden al implacable destino; no discuten, son cómplices porque su dolor es mutuo; beben y, simultáneamente son bebidos; No son una caricatura de bohemios ni de artistas, son retratos en su insoportable extensión; son principiantes. Y aquí es donde se zanjó la cosa.

Anuncios

Autor: doctorsimulacro

Periodista, docente e Investigador en Ciencias Sociales y Humanidades

1 comentario en “De qué hablamos cuando hablamos de Carver.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s