Diario erótico: una entrevista con Valeria Martell

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Publicado originalmente en el suplemento cultural Barroco número 645, del Diario de Querétaro del 12 de febrero del 2017.

Capitalina, licenciada en finanzas, conferencista, consejera, bloguera, escort durante 1000 días, saltó a la fama el año pasado con su Diario Erótico, mil noches de escort (Ediciones B, 2016) y tras encender las redes sociales. Hoy está con nosotros en una entrevista exclusiva para suplemento BARROCO del DIARIO DE QUERÉTARO. Ella es Valeria Martell.

¿Quién es Valeria Martell?

Valeria Martell es una mujer que ha caído muchas veces en diferentes aspectos de su vida y se ha levantado de todas ellas con un aprendizaje. No se arrepiente de lo que ha hecho en su vida. Una vez, durante 1000 días, fui escort, y en mi paso por un oficio mal visto descubrí las verdaderas necesidades que puede tener una persona. Aprendí a no juzgar y, sobre todo, a que si tienes un talento hay que sacarle jugo. Suena frío, pero la realidad es que todos vendemos caricias. ¿Que cómo me siento al respecto? Como Licenciada en Finanzas, con varios diplomados (entre ellos uno en teología, otro en nutrición deportiva, y uno más en sexología) estoy convencida que puedo ayudar a hombres y mujeres a descubrirse en varios aspectos de su vida.

¿Cómo encontraste el balance entre ser escritora, escort y profesionista?

En su momento, cuando tuve que ser escort y profesionista, fue difícil porque en el rol de escort no quería ser descubierta. Tú sabes, la doble moral. Hoy en día, el haber sido escort me llevó a dar el paso definitivo para escribir mis experiencias más eróticas, siempre he disfrutado escribir, creo que es un talento que tengo desde la secundaria. Estoy segura que puedo expresar mucho escribiendo.

¿Qué desafíos has enfrentado en México como escritora de literatura erótica?

Cuando participé como autora en el concurso que organizó una editorial y una librería, fueron muchos. Al principio, la gente del medio literario me criticó, porque yo no tenía estudios en ese ámbito. Sin embargo, hoy más que nunca creo que si escribes desde el corazón y con el alma puedes hacer una buena obra. En lo que respecta a mi público, le entretiene leer que una mujer puede disfrutar mucho o igual que ellos un encuentro casual o de pareja.

¿Qué encuentra el lector en tu Diario Erótico?

Es una novela autobiográfica. Hablaba anteriormente de que somos propensos a juzgar; al respecto hay un párrafo en el que hago la siguiente interrogante: ¿cómo se le juzga a alguien sin conocer su historia previa? Me refiero un poco a mi vida familiar, cómo fue mi relación con los hombres antes y después de ser escort. Mi vida familiar y mi vida sexual se entrelazan. En mi Diario hablo de algunos hombres de mi vida, creo que más de uno se sentirá identificado.

En tu libro, Al punto G (Novelistik, 2017), hablas de que “Las mujeres no elegimos nuestro origen pero podemos ser dueñas de nuestro destino. Nacemos para ser esposas y esclavas, pero vivimos para demostrar lo contrario: que somos amantes, empresarias, espías, asesinas, guerreras, líderes, doctoras, abogadas, escorts, artistas del engaño”. ¿Qué pueden aprender las mujeres de una escort?

Más que aprender algo de una escort, es saber que soy una mujer como ellas; que como mujeres podemos ejercer y hacer de nuestra vida lo que más nos convenga. Ser feliz es algo muy sencillo, pero nos complicamos, desde nuestras relaciones amorosas hasta en las laborales. Muchas veces he pensado que las mujeres somos las que más criticamos a otras mujeres, a veces a tal grado que somos las primeras en promover el machismo con ciertas actitudes.  Las mujeres somos maravillosas y si nos proponemos cambiar y complicarnos menos, podemos hacer cosas extraordinarias, unidas.

¿Qué tienen que aprender los hombres de las mujeres?

A expresar más sus necesidades. Recuerdo que alguna vez le dije a alguien: “el machismo en el que crecimos es tan grande que desde pequeños educamos a los hijos de reprimir lo que sienten, en especial a los hombres. Si lloras, eres niña. En la adolescencia no llores o eres marica…”. Mostrar sus sentimientos parece ser pecado. Un hombre no siempre busca sexo en una escort, a veces busca alguien que lo escuche, que lo haga incluso sentir especial, como nunca antes se ha sentido.  Al ser más emocionales, las mujeres no somos juzgadas. Creo que es lo único que deben aprender. Y ahí ya podríamos hablar de una equidad de género.

¿Es el tema del sexo un tabú vigente?, ¿cómo has confrontado la doble moral?, ¿has sufrido censura?

Hablar de sexo en México será por mucho tiempo tema tabú. El machismo está muy marcado y con ello la doble moral. La gente juzga tu forma de vestir, tu manera de expresarte… ¡Todo! La gente se más ocupa de lo que hacen otras personas, que lo que realmente hace por sí misma. Muchas cuentas en diferentes redes sociales me han llegado a bloquear. Creo que decir la palabra pene o vagina está más censurada que ciertas imágenes de periódicos amarillistas o que palabras como “violación”, “homicidio” o “suicidio”. Sin embargo, medios como el suplemento BARROCO, y algunos en televisión y radio, se abren a hablar un poco más de sexo y eso también habla de un avance. Por el sexo estamos aquí y por la falta de información muchos jóvenes se embarazan a pesar de poder conseguir un preservativo hasta en la tienda de la esquina. Muchas parejas terminan por insatisfacción sexual, o peor aún: viven unidas en la amargura por falta de comunicación.

¿Qué te resulta más placentero, escribir o vivir tus experiencias?

Escribir mis relatos me llevar a revivirlos una y otra vez, me dan placer, me excita leerlos. A veces hasta me quedo pensando: “pudimos hacer esto o aquello esa vez… si lo volviera a ver le haría esto”.

¿Extrañas algo de tu vida anterior a ser escort y escritora?

Lo he dicho algunas veces: Ser escort es como cualquier trabajo en donde explotas tu talento. Pero también, como cualquier trabajo, no debes estancarte. No debes quedarte en tu zona de confort. Y así me sucedió. No puedo quedarme en un sitio donde por más que explote un talento y lo pueda seguir haciendo, estoy educada a buscar nuevas metas, nuevos proyectos, razón por la cual comencé hace un año a tomar algunos diplomados. Hoy en día lo que he aprendido en vida y en el estudio me llevan a dar conferencias de temas sexuales, coaching de vida, financiera y sexual. Ahora estando del otro lado como escritora puedo aportar algo a una sociedad que aún le da miedo decir la palabra SEXO.

¿Cuáles son tus siguientes proyectos? ¿Tienes pensado visitar Querétaro?

Este mes estaré en la FIL del Palacio de Minería, presentando mi novela. En marzo estaré en la Exposexo, presentando mi novela y posiblemente con una ponencia sobre sexualidad. Estoy escribiendo dos libros: la segunda parte de Diario Erótico y un libro totalmente para caballeros, donde ofrezco tips para tener mejores relaciones personales y sentimentales con las mujeres.

Invito a todo México para que me inviten a sus ciudades a presentar mi libro, una autobiografía en la que muchos se identificarán. Espero en abril estar visitando la hermosa ciudad de Querétaro.

Anuncios

Autor: doctorsimulacro

Periodista, docente e Investigador en Ciencias Sociales y Humanidades

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s