¿Realmente importa comunicarnos correctamente?

Con el advenimiento del Internet y su revolución mediática a través de las redes sociales, nuestra lengua española parece estar ante una disyuntiva: es necesario defender el español de la invasión de los anglicismos, de las emergentes estructuras sintácticas, del bulleo de las marcas y su incorporación del inglés como atractivo para el consumidor. O nos queda simplemente integrar estas incorporaciones como evidencias de que la lengua española está viva y en constante mutación. De lo que estamos seguros es de que siempre vale la pena discutir en torno a nuestro español.

Les comparto la más reciente emisión de Clase Abierta.

Anuncios